31 marzo, 2012

Puntos brillantes sobre Vesta

Vetas y puntos reflectivos en Vesta.
Créditos: NASA/JPL - Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA/UMD
28 de Marzo de 2012


¿Son las rimas y las estrías brillantes en Vesta las señales de "respiraderos" de descarga?

¿Son los asteroides y los cometas primos cercanos en la familia del Sistema Solar? A los cometas se les llama habitualmente "bolas de nieve sucia" en la prensa científica, aunque misiones como Giotto y Deep Impact los han observado oscurecidos, agrietados y con cráteres. No hay campos de hielo en el cometa Halley, y no hay una corteza reflectiva. De hecho, cuando la sonda Giotto sobrevoló el cometa Halley, los especialistas de la misión lo llamaron el objeto más oscuro que habían visto. Columnas altamente energéticas salían despedidas de su oscuro y denso núcleo.

La investigación del Deep Impact sobre el cometa Tempel 1 reveló un objeto que parecía más un asteroide que un pedazo de hielo sucio conglomerado poco apelmazado. Había grandes cráteres, rocas dispersas y acantilados, sin evidencia de que una bola de nieve sucia se estuviera desintegrando lentamente. Había OH en las proximidades del cometa, lo que se interpretó como que venía de moléculas de agua en el núcleo del cometa, pero había tan poco hielo en la superficie que su origen estaba abierto a especulaciones. 


En 2001, la Deep Space 1 tuvo un encuentro con el cometa Borrelly. Para el asombro del equipo de la misión, era un cuerpo caliente y seco como un desierto, no un pedazo de hielo. Esto se ajusta al modelo que tiene el Universo Eléctrico de los cometas como derrubios planetarios, nacidos en encuentros planetarios eléctricos catastróficos.


Cuando los cometas se mueven a traves del campo eléctrico radial del Sistema Solar en sus órbitas alrededor del Sol, la fatiga eléctrica en el núcleo hace que emitan descargas visibles de plasma en modo radiante. En un Universo Eléctrico, los cometas son cuerpos sólidos eléctricamente activos. 


Los cometas forman cubiertas de plasma, llamadas "comas", a menudo de más de un millón de kilómetros de diámetro: no es la sublimación pasiva del hielo la que las crea, se forman alrededor de electrodos en una descarga eléctrica en un gas a baja presión. Las cubiertas de plasma son regiones con fuertes campos eléctricos, que son capaces de generar luz ultravioleta y rayos X. El cometa Hyakutake fue un buen ejemplo de este fenómeno. La descarga cometaria también tiende a concentrase en "puntos calientes" del núcleo del cometa, y "chorros catódicos" emanan de esos puntos.


En un artículo de Imagen del Día (TPOD) anterior se discutieron los "centauros" que giran alrededor del Sol cerca del cinturón de asteroides. Los centauros exhiben características tanto de cometa como de asteroide. 2060 Chiron, por ejemplo, muestra un coma siempre que alcanza su perihelio, aunque no desarrolla una cola. Se vio un coma alrededor de 174P Echeclus en 2005, de modo que se le clasificó como "asteroide cometario". Ahora se conoce que muchos centauros se comportan como cometas, excepto que están tan lejos del Sol que su calor radiante no puede sublimar el hielo.


Como ya se ha escrito en anteriores TPOD acerca de Vesta, los datos topográficos muestran un objeto que ha sufrido una reestructuración catastrófica de la superficie. Perforaciones, extracciones y fracturas dominan el terreno. En un asteroide de 500 kilómetros de diámetro hay cráteres de 50 kilómetros de ancho, con una cuenca de impacto de 375 kilómetros en la región del polo sur.


Las últimas imágenes de la sonda Dawn muestran varias áreas donde parece que material brillante ha emanado de la superficie de Vesta. Puesto que las descargas y los arcos conforman el fenómeno cometario, y exponiendo asteroides a intensos campos eléctricos pueden obtenerse eyecciones de plasma, quizás las áreas brillantes de Vesta son los lugares donde se formaron conexiones eléctricas entre ella y su padre u otros cuerpos del Sistema Solar.


Stephen Smith


Traducción de Roberto Conde


Original en thunderbolts.info