23 marzo, 2012

Vuelve desde su tumba

Los primeros seis de dieciocho segmentos de berilio del espejo preparados para las pruebas criogénicas.
Créditos: NASA/MSFC/David Higginbotham  




22 de Marzo de 2012

El telescopio ha evitado a su cancelación y está en camino para su lanzamiento *


El lanzamiento del telescopio espacial James Webb (JWST - James Webb Spatial Telescope), anteriormente "The Next Generation Telescope", está programado para el 2018. De acuerdo con un informe en "Aviaton Week & Space Technology", el coste total para la misión de cinco años será de alrededor de 8.700 millones de dólares.

El JWST está diseñado para explorar el cosmos en longitudes de onda infrarrojas, con un espejo mayor que ninguno que haya volado jamás: 6.5 metros. Debido a su gran tamaño, el espejo está compuesto de 18 hexágonos hechos de berilio, montados en una estructura ligera. Cada segmento del espejo está acabado con una capa de 3.5 gramos de oro puro. Puesto que el oro es un reflector infrarrojo excelente, el espejo del JWST será reflector en un 98%, comparado con el 85% del espejo óptico del Telescopio Espacial Hubble, ofreciendo una capacidad colectora de luz mucho más eficiente.


La radiación (o luz) infrarroja se caracteriza típicamente como la de longitudes de onda a partir de  0.4 a 0.7 micrómetros mayores que la de la luz visible. El infrarrojo se divide en tres regiones: infrarrojo cercano (0.7 a 5 micrómetros), infrarrojo medio (5 a 30 micrómetros), y el infrarrojo lejano (30 a 1000 micrómetros). Los detectores del JWST son más sensitivos al infrarrojo cercano y al medio.


Es difícil ver la radiación infrarroja a menos que los dispositivos usados sean extremadamente fríos. Los objetos calientes radian calor, que es luz infrarroja, de modo que si el espejo del JWST estuviera a la misma temperatura que el del Hubble por ejemplo, cualquier radiación débil de fuentes lejanas se perdería entre las emisiones del propio espejo. En consecuencia, los espejos del telescopio Webb tienen que mantenerse a casi -220ºC, de forma que se enviará a una órbita alrededor del punto de LaGrange L2, a 1.5 millones de kilómetros de la Tierra. Allí, unos escudos solares mantendrán al espejo en una sombra permanente.

El matemático francés Louis Lagrange descubrió los puntos que llevan su nombre mientras desarrollaba estudios gravitatorios sobre "tres cuerpos", esto es, cómo un pequeño tercer cuerpo orbita sobre dos grandes cuerpos en órbita entre ellos. Los puntos de Lagrange son regiones del espacio donde la gravedad y  el movimiento orbital están en equilibrio. Hay puntos de LaGrange en el sistema Tierra-Sol.


Mientras más cerca está un planeta del Sol, más rápido orbita. Una nave girando alrededor del Sol en una órbita más cercana que la de la Tierra adelantará a nuestro planeta, así que no puede mantener una estación fija relativa. Sin embargo, si se coloca entre el Sol y la Tierra, justo en la distancia correcta, le tomará un año orbitar al sol y se quedará en una posición fija relativa a la Tierra. Este se conoce como el punto L1 de LaGrange y es el mejor para los observatorios solares, como el SOHO, aunque es una posición inestable y requiere correcciones frecuentes de los cohetes motores.


El punto L2, por otro lado, está en el lado opuesto de la Tierra desde el Sol, a unos 1.5 millones de kilómetros de distancia de nosotros. Cualquier aeronave lanzada a ese punto orbitará más lentamente que la Tierra. La atracción gravitatoria de la Tierra se suma a la del Sol, permitiendo al JWST por ejemplo, ir más rápido y seguirnos el ritmo, con un periodo orbital igual al de la Tierra. Sin embargo, también es inestable.


El Telescopio Espacial James Webb podría ser una herramienta valiosa para los defensores del Universo Eléctrico. Una de las consideraciones teóricas que se discuten en esos círculos es el hábitat alrededor de las estrellas marrones enanas. Se ha propuesto que las enanas marrones podrían ser una de las categorías estelares más numerosas, pero no pueden ser estudiadas de forma adecuada con las tecnologías actuales. Incluso el Telescopio Espacial Spitzer, cuyo tanque refrigerante de helio líquido a bordo se ha agotado, fue capaz de capturar sólo unas pocas imágenes. Se estimó que un espécimen tentador estaba a unos meros 27ºC, indicando la necesidad de un análisis más detallado y a largo plazo de esa población.


Como escribió Wal Thornill: "Todas las estrellas son un fenómeno eléctrico. No hay ‘inadaptados’ en un Universo Eléctrico. Todas las suposiciones apiladas sobre los exiguos fotones recibidos desde el espacio profundo sirven simplemente, como es habitual, para hacer encajar de manera forzada los datos al modelo estándar de las estrellas. El mismo nombre, ‘enana’ marrón, asume que esas estrellas son ‘bolas de gas compactas flotando libremente en el espacio’. En marcado contraste, el modelo eléctrico las describe como ‘enormes’ porque la luz de una estrella es un fenómeno de descarga de plasma con sólo una débil relación con el tamaño físico de la estrella, y una fuerte dependencia del entorno eléctrico."


Stephen Smith


Traducción de Roberto Conde.

Original en thunderbolts.info


[Nota del traductor: En el original se dice que el telescopio "has escaped mothballs". Las "mothballs" son las bolas de alcanfor o naftaleno (que no es lo mismo) o el más moderno 1,4-diclorobenceno, que se usaban para evitar las polillas: "moth" (polilla) y "ball" (bola).
En inglés, donde los sustantivos se pueden "verbalizar" fácilmente, el verbo "to mothball" es de uso coloquial y debido a que habitualmente se utilizaban las bolas para guardar la ropa que no se iba a usar en mucho tiempo, viene a significar algo así como cesar el servicio, suspender la operación, cerrar, o ya que hablamos en terminos coloquiales, echar la chapa o "chapar".
De modo que con 
"has escaped mothballs" se quiso decir que evitó el cierre o la cancelación. Podría haber sido algo más creativo y buscar alguna metáfora parecida en español, pero tengo sueño. Así que buenas noches]